Llega el verano y con él nuestras esperanzas de que las historias que cuentan los anuncios de cerveza puedan ser algo real.

Esos atardeceres en la playa, esos festivales de música alternativa al aire libre, esos amores fugaces. Acompañados, cómo no, de canciones. Esas que, escuches cuando escuches te recordarán, sin que puedas evitarlo, a ese verano en concreto.

Estará la canción que no pararás de bailar en un festival, la que te recordará a esa persona que conociste o la que te relajará mientras tomas una sangría al sol del final de la tarde en una playa vacía.

He estado pensando cuáles serían estas canciones para mí este verano, y la respuesta me ha venido muy clara a la cabeza en forma de melodías que llevo un tiempo sin poder parar de escuchar.

Hace poco pude asistir a la segunda edición del Festival de Les Arts, que se celebra en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Uno de mis conciertos más esperados era el de Zahara, una artista a la que había visto montones de veces en salas pequeñas, pero nunca dándolo todo en un escenario tan grande y con tanto público. Y uno de los momentos que más disfruté durante ese concierto fue cuando cantó Caída Libre, canción que será su próximo single y cuyo videoclip ya ha grabado con un montón de colaboraciones. Yo ya llevo bailándola y cantándola un tiempo, pero sin duda no dejaré de hacerlo este verano.

“No pararemos a dormir, bailarás, mi rubia, para mí.
Hoy has vuelto a salvarme la vida y tú sin enterarte,
sin enterarte tú”.

 

También en el festival que os mencionaba antes pude ver tocar en directo a otra banda, Belize, aunque no pude disfrutarlos tanto como me hubiera gustado. Por suerte, podré volver a verlos en la próxima edición del Polifonik Sound de Barbastro. Sus melodías relajantes y sus letras sencillas son sin duda perfectas para disfrutar con el sonido del mar de fondo. Y su última canción, L’Hiver (Qui sera), no va a dejar de sonar en mis oídos estos meses.

“Ne me quitte pas
C’est bon quand tu es là
Nos rêves sont les éclats
Des ombres d’un monde qui sera”

 

Cuando Delafé y Las Flores Azules anunciaron su separación llegué a pensar que no volvería a conectar con la música del componente del grupo que se quedaba solo, Delafé. Pero solo necesité una escucha de Lo más bonito del mundo para tener su estribillo grabado en la cabeza, y un solo visionado de su videoclip para no poder dejar de bailarla al escucharla.

“No logro pensar con claridad,
y curiosamente hasta ahora no lo había visto tan claro,
tú abriste las ventanas de par en par,
hiciste que los días no pasaran en vano,
plantaste sandías por navidad,
conseguiste que el invierno me supiera a verano”

¿Te gusta? ¡Compártelo!